Alergias estacionales: Causas, síntomas y tratamiento - Medcare

Alergias estacionales: Causas, síntomas y tratamiento

Alergias estacionales: Causas, síntomas y tratamiento

Alergias estacionales: Causas, síntomas y tratamiento

Las alergias estacionales, también conocidas como fiebre del heno o rinitis alérgica, se producen cuando tu sistema inmunitario reacciona exageradamente a alérgenos como el polen, los esporas de moho, la caspa de mascotas y los ácaros del polvo. Esta reacción exagerada provoca síntomas como estornudos, tos, ojos llorosos y mucosidad nasal. Los síntomas alérgicos estacionales suelen confundirse con los del resfriado común, pero hay formas de diferenciarlos.

Hay varios factores que pueden desencadenar alergias estacionales. El desencadenante más común es el polen de los árboles, las hierbas y las malas hierbas. Cuando el polen entra en la nariz, puede provocar inflamación y síntomas alérgicos. Además, los esporas de moho, los ácaros del polvo, la caspa de mascotas e incluso el tiempo caluroso y húmedo también pueden ser desencadenantes de las alergias estacionales. Si tienes en la familia algún pariente que padezca alergia estacional, es más probable que tú también la desarrolles.

Síntomas comunes de las alergias estacionales

Las alergias estacionales suelen presentarse con una serie de molestos síntomas. Los síntomas más comunes son:
  • Mucosidad o taponamiento nasal
  • Estornudos y tos
  • Picor de ojos y lagrimeo
  • Picor de oídos y garganta
  • Ojeras
  • Fatiga
  • Disnea
  • Opresión en el pecho
  • Resuello
Estos síntomas suelen aparecer en primavera y otoño, pero también pueden producirse en determinadas condiciones meteorológicas, como tiempo caluroso y húmedo o días fríos y lluviosos.

Diagnóstico de las alergias estacionales

El diagnóstico es importante, ya que puede ayudarte a encontrar formas de aliviar tus síntomas. El primer paso para diagnosticar las alergias estacionales es visitar a un médico o alergólogo que utilice tu historial médico, el examen físico y las pruebas específicas para hacer un diagnóstico. Una prueba común utilizada para diagnosticarlas es la prueba cutánea de punción.

En esta prueba, se colocan pequeñas cantidades de alérgenos específicos sobre la piel y se punza la piel para que el alérgeno pueda entrar en ella. Si se desarrolla una protuberancia roja y con picor en el lugar, indica una reacción alérgica. Otra prueba utilizada para diagnosticar las alergias estacionales es un análisis de sangre, que mide los niveles de anticuerpos específicos que tu organismo produce en respuesta a los alérgenos.

Tratamiento de la alergia estacional

El pilar del tratamiento de la alergia estacional es evitar los alérgenos, aunque puede ser difícil evitar por completo alérgenos como el polen, los esporas de moho y la caspa de mascotas. Además de evitar los alérgenos, hay otros tratamientos que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la alergia estacional.

Medicamentos sin receta

Los antihistamínicos son los medicamentos sin receta más comunes para tratar las alergias estacionales. Los antihistamínicos funcionan bloqueando la histamina, una sustancia química que produce tu organismo en respuesta a los alérgenos y que provoca los síntomas de la alergia. Además, los descongestionantes pueden ayudar a aliviar los síntomas de congestión nasal, mientras que los esteroides nasales pueden ayudar a reducir la inflamación y la congestión.

Medicamentos con receta

Si los medicamentos de venta libre no son eficaces para controlar tus síntomas, tu médico puede recetarte antihistamínicos, descongestionantes o esteroides nasales más fuertes. Además, algunas personas con alergias estacionales pueden beneficiarse de las inyecciones de alergia, también conocidas como inmunoterapia con alérgenos. Las inyecciones para la alergia funcionan exponiendo al organismo a pequeñas cantidades del alérgeno con el paso del tiempo, para ayudarle a desarrollar una tolerancia al mismo.

Remedios caseros

Además de los medicamentos, también existen varios remedios caseros que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la alergia estacional. Entre ellos se incluyen el uso de un aerosol nasal salino, el uso de un deshumidificador para reducir los esporas de moho en el aire y el uso de gafas de sol para proteger los ojos de los alérgenos.

Las alergias estacionales pueden resultar increíblemente molestas y a menudo pueden impedir disfrutar de las actividades al aire libre. Sin embargo, con un diagnóstico y un tratamiento adecuados, puedes aliviar tus molestos síntomas. Si presentas síntomas, es importante que visites a un médico o alergólogo para que te haga un diagnóstico preciso y desarrolle un plan de tratamiento adecuado.

Related Posts
Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *